Santoral 2 de diciembre

5/5 - (261 votos)

Santoral del día 2 de diciembre según el Martirologio Romano.

Santo del 2 de diciembre de 2022

santa Bibiana
Santa Bibiana

Santa Bibiana

Santa Bibiana fue una santa y mártir romana del siglo IV.

Fue torturada por Aproniana, gobernador de la época del emperador Juliano el Apóstata.

Aproniano, tras asesinar a los padres de Bibiana, trató de obligar a la apostasía a ella y su hermana quitándoles la comida. Su hermana Demetria murió, pero Bibiana sobrevivió.

Se enfrentó al gobernador, quien finalmente ordenó que Bibiana fuera atada a una columna y flagelada.

​Su cuerpo fue arrojado a los perros, que no lo tocaron, y finalmente enterrado junto a sus padres y su hermana.

Tras su muerte se erigió una iglesia donde antes se ubicaba la casa de sus padres. En 1626, Bernini esculpió una estatua de la santa, que permanece en su iglesia.

Es la patrona de los bebedores y epilépticos. También se invoca contra el dolor de cabeza y convulsiones.

Su santo se celebra el 2 de diciembre de 2022.

Todos los santos: Santoral 2 de diciembre

  1. Conmemoración de san Habacuc, profeta, el cual, ante la iniquidad y violencia de los hombres, anunció el juicio de Dios, pero también su misericordia, diciendo: El justo vivirá por su fe.
  2. En Roma, santa Bibiana, mártir, a quien el papa san Simplicio dedicó una basílica en el Esquilino (s. inc.).
  3. También en Roma, en el cementerio de Ponciano, en la vía Portuense, san Pimenio, presbítero y mártir (s. III/IV).
  4. En Aquileya, de la región de Venecia, san Cromacio, obispo, auténtico artífice de la paz, que, arrasadas las fronteras de Italia por Alarico, remedió las penas de los pueblos y, explicando exquisitamente los misterios de la divina palabra, elevó las almas a la contemplación (c. 407).
  5. En la isla de Palmaria, en Italia, tránsito de san Silverio, papa y mártir, el cual, no queriendo rehabilitar a Antimo, obispo herético de Constantinopla depuesto por su predecesor san Agapito, por orden de la emperatriz Teodora fue privado de su sede y enviado al destierro, donde murió desgastado por los sufrimientos (537).
  6. En el monasterio de Groenendaal, en Brabante, cerca de Bruselas, beato Juan Ruysbroeck, presbítero y canónigo regular, que enseñó las grandezas de los varios grados de la vida espiritual (1381).
  7. En Murcia, en España, beata María Ángela Astorch, abadesa de la Orden de las Clarisas, la cual, muy humilde y entregada a las penitencias, daba buenos consejos y ayuda, tanto a las monjas como a los laicos (1665).
  8. En Logiewniki, en Polonia, beato Rafael (Melchor) Chylinski, presbítero de la Orden de Hermanos Menores Conventuales, el cual, en tiempo de peste visitaba a los enfermos de Cracovia, para asistirlos piadosamente y procurarles una honesta y cristiana muerte (1741).
  9. En Stanislaviv, en Ucrania, beato Iván Slezyuk, obispo y mártir, a quien el Señor otorgó la palma eterna por su ministerio clandestino, llevado a cabo infatigablemente entre los fieles de Rito bizantino bajo un régimen contrario a Dios, y por su impávida constancia en Cristo ante los perseguidores (1973).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *