San José Obrero 1 de mayo

El santo del día 1 de mayo 2024 es San José Obrero.

Santo del 1 de mayo de 2024

San José Obrero
Santo Job

San José Obrero

A José de Nazaret se le atribuye el oficio de carpintero, si bien, tanto en el Evangelio de Mateo como en el de Marcos se le refiere como artesano.

El término griego usado en ambos casos, «τέκτων», no corresponde específicamente a carpintero, sino a artesano, a obrero.

San José fue un obrero en el más completo de los sentidos y el único hombre que compartió con el Hijo de Dios el trabajo diario.

Es así que San José representa la dignidad del trabajo humano, que es el deber y la perfección del hombre, que ejerce su dominio sobre la Creación, prolonga la obra del Creador, ofrece su servicio a la comunidad y contribuye al plan de salvación.

En 1847 Pío IX estableció para la Iglesia universal la celebración de San José como patrono de los trabajadores, fijándola par el tercer domingo de Pascua.

Más tarde Pío X trasladó esta celebración al miércoles anterior.

No fue hasta 1955 cuando Pío XII estableció su memoria litúrgica el 1 de mayo con el título de San José Obrero con la finalidad de hacerlo coincidir con el Día Internacional de los Trabajadores.

Patronazgo de San José Obrero

San José Obrero es patrono de los trabajadores.

¿Cuándo es San José Obrero?

San José Obrero se celebra el 1 de mayo de 2024.

Oración a San José Obrero

Artesano y trabajador,
oh humildísimo José,
las clases obreras debieran mirarte
como especial patrón y modelo suyo
las clases trabajadoras de nuestros días.

Como ellas ganaste pan con el sudor de tu frente,
y endureciste las manos manejando la tosca herramienta.

Las muchedumbres obreras de hoy
desdeñan mirarse en ti,
por seguir siniestros ideales
con que trastornan su cabeza mentirosos redentores.

Por ellas y por su suerte,
y por la eficaz restauración de sus derechos en Cristo se interesa,
más que la Liberación embustera,
la Iglesia de Dios.

Ruega, Santo obrero,
por esas clases desheredadas
¡ay! En tu Hijo,
de las esperanzas del cielo
y de los consuelos de la resignación.

Pide por ellas a Jesús,
tu compañero de taller,
gloriosísimo San José.

Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *